Fabricantes de coches que se han pasado a hacer (bien) bicis eléctricas



  • Las marcas de automóviles siempre han coqueteado con las dos ruedas


  • Al principio eran bicis normales, pero con el boom de las eBikes casi todos se han subido al carro eléctrico


  • Hay marcas como Skoda que patrocinan, incluso, el Tour de Francia

Las modas son siempre muy tenidas en cuenta por las marcas de coches. De un tiempo a esta parte, el boom de las bicis eléctricas ha sido tan pronunciado, que las distintas fábricas de automóviles no han podido mantenerse al margen y han dedicado una pequeña parte de su tiempo y de sus recursos a demostrar que también pueden hacer bicicletas con la última tecnología disponible.

Si hace años un buen puñado de marcas ya tenían bicicletas de todo tipo en sus catálogos, adornando incluso sus concesionarios más fashion, ahora son las eBikes las que pueblan, casi siempre anecdóticamente, un repertorio de coches más o menos eficientes y respetuosos con el medio ambiente.

Las marcas premium han sido las que más rápido han reaccionado a esta moda, con modelos bastante futuristas con las que lucir la más avanzada tecnología que implementan en sus coches, preferentemente, en diseño, materiales ligeros y eficiencia energética en sus eléctricos e híbridos, enchufables o no. Pero poco a poco, las marcas generalistas también han visto en las bicis eléctricas un buen escaparate para demostrar lo que son capaces, y un buen número de modelos nutren sus diferentes show room.

Casi no hay marca de coche que no tenga una eBike en catálogo

Porsche, Peugeot, Fiat, Alfa Romeo, BMW, Aston Martin, Audi, Bugatti, Maserati, Cupra, Ferrari, Ford, Lexus, McLaren, Mercedes, Skoda, Smart… prácticamente ninguna marca se libra de esta caprichosa moda que, por cierto, los amantes de las dos ruedas ven con bastante agrado, aunque en la mayor parte de los casos terminan comprando una bici eléctrica de las marcas tradicionales específicas, aunque no dejan de admirar las de las diferentes firmas automovilísticas.

bici eléctrica

bici eléctricauppers.es

Es difícil hacer una selección, como podemos comprobar, se entremezclan marcas más accesibles con las premium e incluso con las exclusivas y casi inaccesibles. En cualquier caso, no oculto mi admiración hacia Porsche y sus logros a todos los niveles. La salida al mercado hace escasas fechas del eléctrico Taycan Cross Turismo ha venido aparejada de dos bicis eléctricas, una enfocada a la ciudad, la Porsche eBike Sport, y otra para uso todo terreno, la Cross. La primero cuesta 10.000 euros. La segunda, «sólo» 8.000. Y nos consta que ya han vendido alguna a algún cliente que se gasta 200.000 euros en su Taycan y, como capricho, dice aquello de “y ponme también esa bici”.

En este mismo contexto, Audi aprovechó el lanzamiento del e-Tron para lanzar una edición limitada a 100 unidades de una bici eléctrica que pasaba de los 15.000 euros. Tampoco baja de los 10.000 euros la premiada por Maserati en su concurso de diseño del MC Trofeo.

Skoda, la marca checa del grupo Vag, es famosa por su apoyo al mundo de las dos ruedas, patrocinando el mismísimo Tour de Francia y numerosas pruebas de Mountain Bike a nivel nacional. Su Klement fue una auténtica revolución, pues era una bicicleta eléctrica sin pedales ni frenos.

Modelos más accesibles para el común de los mortales

Hay marcas de coches desconocidas en nuestro país, puede que lleguen muy pronto con el auge de lo eléctrico, como la vietnamita VinFast, que acaba de presentar en el CES de Las Vegas hasta 4 bicis eléctricas, dos de montaña, una urbanita y otra más de paseo con ruedas gordas de 20 pulgadas.

Si nos vamos a Peugeot, la eT01 cuesta poco más de 4.000 euros y su diseño es válido para cualquier terreno, aunque los paseos por la ciudad serán los más agradecidos, con una autonomía de 145 kilómetros. Más económicas, sin duda, son las dos propuestas de Fiat, la e-Urban Man y la e-Urban 500 L. Ambas cuentan con motor de 250 vatios de potencia y una autonomía estimada de 90 y 50 kilómetros, respectivamente.

Igual de interesante es la opción de Smart, cuya e-bike se convierte en el accesorio perfecto para sus coches eléctricos. Tiene un diseño muy mono y cuatro modos de asistencia al pedaleo. Claro que los 3.000 euros que piden por ella igual se nos sigue escapando un poco de las manos.

Por cierto, aquí hablamos de marcas de coches que hacen bicicletas, pero otro día hablaremos de marcas de moto que también coquetean con sus hermanas pequeñas. Las que hemos visto de Ducati y de Kymco son realmente apetecibles.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *