Cake Aik, una eBike con una autonomía y capacidad de carga excepcionales


La marca sueca Cake amplía su catálogo con la llegada de Aik, su primera bicicleta eléctrica. Una e-bike con motor de 100 Nm y con la posibilidad de poner tres baterías para tener un total de 2250 Wh y una autonomía de 360 kilómetros. La Aik pesa 35 kilos y tiene un precio de 6.470 euros.

La Cake Aik es una eléctrica preparada para resistir jornadas largas y agotadoras sobre la bici, que encuentra en la autonomía y la carga sus principales argumentos de compra.

Los 2250 Wh están divididos en tres baterías de 750 Wh. La firma sueca deja a elección del usuario la decisión de instalar una, dos o las tres baterías. La autonomía alcanza los 360 kilómetros si se elije la tercera opción. Todas las baterías son bloqueables para evitar robos y una de las baterías extra puede funcionar para cargar dispositivos electrónicos.

El tiempo requerido para cargar las baterías es de 3 horas para una carga completa y de 2 horas para una carga del 80%. 

La máxima carga permitida es de 200 kilos, aunque hay que tener en cuanta que aquí se incluye también el peso de la bici, de las baterías y del propio ciclista. Esto deja una carga de 60 kilos en la parte trasera y 20 kilos en la delantera.

Como suele ocurrir, las características del motor son un elemento clave, ya que esta e-bike necesita una unidad de portencia capaz de mover los 35 kg -30 kg de la Aik y 5,2 kg de la batería- más la carga que lleve. Es por ello que Cake la ha equipado con un motor de 100 Nm y potencia máxima de 500 W  -potencia nominal de 250 W- que cuenta, además, con tres modos de conducción y un modo de asistencia para caminar. 

Por otro lado, Cake se muestra orgulloso de su caja de cambios automáticos Enviolo Extreme CVP que «brinda un increíble par y asistencia al pedaleo», según comenta la marca.

Robustez y fortaleza

El cuadro de la Aik es de aluminio 6061 y el manillar de aluminio 7050, mientras que los guardabarros y demás elementos de la carrocería son de plástico. El fabricante sueco ha decidido no poner suspesiones, confiando en que los neumáticos de 20×3 sean suficientes para combatir las irregularidades del terreno.

Ante su elevado peso, la Aik equipa unos frenos de disco hidráulicos de cuatro pistones y de 203 milímetros de diámetro que ofrecen seguridad en la frenada.

La comodidad, otro de los puntos fuertes

La Cake Aik también destaca por ser una e-bike diseñada para sentirse cómodo encima de ella. La marca, junto con McKinsey Design, ha buscado conseguir la máxima ergonomía en elementos como el sillín, el manillar y los puños.

El manillar tiene una longitud de 750 mm para hacer más cómoda la conducción. En cuanto a la geometría, tiene un offset de 28 mm, un trail de 90 mm y una distancia entre ejes es de 1234 mm.

Además, viene equipada con caballete y algunas piezas antirrobo, como el candado de la batería y de la bici, alarma y seguimiento por GPS, tornillos de seguridad para las dos ruedas y abrazadera del sillín antirrobo.

Cake solo ha presentado un montaje para la Aik. Aunque ya se puede hacer el pedido, el fabricante espera empezar a entregarlas a partir de mayo.

Cake Aik

  • Batería: 750 W (posibilidad de instalar tres: 2250 W)
  • Par del motor: 100 Nm
  • Potencia nominal: 250 W (máxima, 500W)
  • Cuadro: 6061-T6 Aluminium
  • Autonomía: 120 km cada batería; 360 km con las tres baterías
  • Frenos: Tektro HD-E740
  • Suspensión: sin suspensión
  • Llantas: Shining DB-X50 20″
  • Neumáticos:  20″x3.0″
  • Peso: 30 kg
  • Precio: 6.470 euros

Puedes encontrar más información en la web de Cake.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *