Polestar es el último fabricante de coches que va a lanzar una e-bike (y no será una simple operación de marketing)


El fabricante sueco de coches eléctricos, Polestar, trabaja ya en el desarrollo de una bicicleta eléctrica que continúe el camino marcado por su Mountain Bike mecánica y el ciclomotor CAKE Makka asociado al Polestar 2.

Polestar se ha convertido en uno de los fabricantes de automóviles más relevantes del panorama internacional gracias a sus vehículos eléctricos. Pero la firma sueca, perteneciente al Grupo Volvo, no quiere limitar su oferta y ya piensa en expandir su limitada gama de micromovilidad.

Actualmente, Polestar tiene a la venta una Mountain Bike mecánica de alta gama desarrollada en colaboración con Allebike. Este modelo, que tiene un precio de 99.000 coronas suecas (unos 9000 euros), cuenta con un cuadro de fibra de carbono y componentes de primeras marcas como suspensiones Öhlins, neumáticos Pirelli, cambio y transmisión SRAM y tija de sillín telescópica RockShox, entre otros.

Además, Polestar se asoció con la marca de motocicletas eléctricas CAKE para una versión personalizada del modelo Makka. De hecho, las dos firmas presentaron el concepto como «un paquete de movilidad eléctrica nuevo y único que combina las capacidades integrales en carretera del Polestar 2 con la comodidad en la ciudad del CAKE Makka».

Llega el turno de una bicicleta eléctrica

Ahora, Polestar ha comenzado a trabajar en el diseño y desarrollo de una nueva bicicleta, en este caso eléctrica. Así lo ha confirmado el CEO de la marca sueca, Thomas Ingelath, que en una entrevista concedida a The Verge ha asegurado además que el objetivo de Polestar no es hacer una simple operación de marketing.

«Siempre odié ese truco de marketing de comprar una bicicleta y luego simplemente ponerle tu marca», reconoce Ingenlath, que a continuación precisa que la bicicleta de montaña desarrollada conjuntamente con Allebike tiene un «cuadro que en realidad es nuestro propio cuadro».

El Polestar 2 transporta dos CAKE Makka en un remolque.

Ingenlath se declara admirador de los ingenieros de bicicletas, ya que «luchan por cada gramo» al diseñar un cuadro que puede soportar las presiones del ciclismo mientras sostiene todos los componentes. «Así que sí, eso es algo que estamos investigando», agrega.

Los fabricantes de automóviles se apuntan a las dos ruedas

Polestar es uno más de muchos fabricantes que se han introducido en el mercado de las bicicletas. El último de ellos ha sido GMC con una e-bike de concepto similar al del Hummer EV, pero otros como Jeep y Porsche también lo han hecho, generalmente comprando licencias de otros fabricantes del sector de las dos ruedas.

La Allebike Alpha Polestar Edition nace de la asociación entre ambos fabricantes.

«Estoy absolutamente a favor de la pluralidad de la movilidad», señala por su parte Thomas Ingenlath. «Odio tanto que la gente diga: «Oh, no necesitamos coches». Quiero decir, por supuesto que necesitamos coches. Me encanta tener un coche. Pero me encantaría no usarlo todos los días. Me gustaría usarlo cuando me gustaría usarlo».

Y agregó que la clave de una movilidad madura y sostenible está en el uso combinado de «la bicicleta, el autobús, cualquier medio de transporte. Mezclar».

Fotos: Allebike | Polestar



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *